Nada vuelve a la nada

15/06/2014

A esto se junta que naturaleza

nada aniquila, sino que reduce

cada cosa a sus cuerpos primitivos;

si los principios fueran destructibles,

de nuestra vista luego arrebatado

cada ser pereciera en el momento;

inútil, pues, sería toda fuerza

que turbase la unión de los principios,

y rompiese sus lazos; pero ahora,

porque los elementos son eternos,

sufrir no puede la naturaleza

ponerlos a la vista destruidos,

sino cuando una fuerza extraordinaria

el cuerpo hirió, le penetró y deshizo.

Además, que si el tiempo aniquilase

todo lo que arrebata a nuestros ojos,

acabando con toda la materia,

¿de dónde Venus a sacar volviera

todos los seres a la luz de la vida?

¿Cómo reproducidos la alma tierra

los alimenta, cómo da incremento,

en general los pastos repartiendo?

¿Cómo los ríos y las fuentes bellas

de tan lejos al mar tributarían?

¿Cómo el éter sustenta las estrellas?

pues si los elementos son mortales,

tantos siglos y días deberían

haber todas las cosas consumido:

luego son inmortales los principios,

si la naturaleza los obliga

a las reproducciones de los seres:

ninguna cosa puede aniquilarse.

 

LUCRECIO  De rerum natura

 

Please reload

Síguenos:
RSS Feed
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
Destacamos:
Please reload

Archivo
Please reload

Busca por conceptos
Cura sui
Escuela filosófica de la actitud
Filosofía para la vida
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon

C. Vallès, 92. Sant Cugat del V.

guenos en Facebook

guenos en Twitter

Estate al día de nuestro Blog

  • Grey RSS Icon

Síguenos en Instagram

guenos en Youtube

Aviso legal.

by Lila

645.33.52.63