Cura sui
Escuela filosófica de la actitud
Filosofía para la vida
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon

C. Vallès, 92. Sant Cugat del V.

guenos en Facebook

guenos en Twitter

Estate al día de nuestro Blog

  • Grey RSS Icon

Síguenos en Instagram

guenos en Youtube

Aviso legal.

by Lila

645.33.52.63

Breve manual sobre la Ansiedad (II parte)

11/11/2015

 

La ansiedad o las prisas por querer aparentar

 

La ansiedad es la manifestación y la consecuencia de un conflicto interno que apunta a aquella estrategia o forma de vivir a través de la cual nos obligamos (deberías…), nos exigimos (no es suficiente…) y nos coaccionamos (sancionamos lo que somos y anhelamos un llegar a ser…). Ver entrada anterior.

 

Más brevemente, la ansiedad es la consecuencia de un maltrato, de un auto-maltrato.

 

Es evidente que, para una persona que sufre ansiedad, lo aparatoso son sus derivadas, es decir, cómo se expresa y aparece la ansiedad. La sintomatología de ésta, sin duda alguna, altera los ritmos de vida, dificulta o imposibilita (depende del grado) una vida en relación, perturba el estado físico o mental, etc. Es importante ocuparse (ocuparse es un sinónimo de cuidarse) de esta sintomatología para poder mejorar la calidad de vida, sin embargo, no queremos contentarnos con una vida desahuciada (una vida permanentemente medicada o una vida sujeta a la ansiedad). La sintomatología es la expresión de un conflicto interno y, como un volcán, muestra la erupción de algo que mora en nuestro interior.

 

¿Podría ser la ansiedad una señal que indica nuestro malestar y que nos abre la oportunidad para cambiar?

 

Sí, la ansiedad es una oportunidad. Primer cambio en nuestra mirada: considerar aquello que nos pasa como una señal de nuestro bien-estar o mal-estar.

 

Muchos consideran la ansiedad como algo que les pasa, colocándose como agentes pasivos. La ansiedad no es una enfermedad, sino una derivada de una estrategia que tiene que ver con nuestra forma de entendernos y vivir en el mundo, concretamente, con la imagen que tenemos de nosotros.

 

Empezamos con una pregunta que nos lleva, inevitablemente a otras: ¿por qué aparece la sintomatología?

 

La sintomatología se muestra por una concatenación de acciones que bloquean el funcionamiento de nuestro cuerpo o cabeza. La sintomatología aparece cuando no podemos más (en sus primeras apariciones) o cuando, desde la costumbre ansiosa de anticipar y querer tenerlo todo controlado, se desorganiza lo programado, aparece lo inesperado o, de nuevo, ya no podemos más. La ansiedad es el efecto de una saturación.

 

¿Por qué una saturación?

 

La ansiedad es la respuesta natural delante de un reto (en sentido amplio y para cada cual diferente). En este sentido, la ansiedad puede ser funcional, es decir, es aquella respuesta rápida que tiene el organismo para superar situaciones desafiantes. No obstante, en una vida como la nuestra, caracterizada por competir constantemente, los retos se multiplican y la demanda de un estado de alerta se acrecienta. El contexto en el que vivimos facilita y, de hecho, le interesa esta dinámica, ya que permite una vida lanzada hacia delante, que no se detiene para reflexionar sobre lo que quiere y lo que no y que, fundamental, ha hecho suyas las prisas, las exigencias y el querer ir a alguna parte.

 

¿Cómo compaginar esta la saturación con el conflicto interno o cómo nosotros somos responsables de nuestro maltrato?

 

Decíamos al principio que la ansiedad es la manifestación de un conflicto interno. ¿Qué necesita una persona para ir rápido, hacer más, y estar siempre en reto? Estar insatisfecha.

 

¿Por qué se origina la insatisfacción? Por un conflicto interno entre lo que somos y lo que nos gustaría ser.

 

Cuando uno está insatisfecho, carece de amor hacia sí mismo, cualquier cosa puede convertirse en un reto y en un desafío para demostrar a los demás y a sí mismo que puede ser aquel ideal de persona por el que merece la pena el esfuerzo (y el maltrato).

Please reload

Síguenos:
RSS Feed
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
Destacamos:
Please reload

Archivo
Please reload

Busca por conceptos