Sóplame, que te respiro...


Sóplame, que te respiro; sopla más, y haz que arda mi espíritu. Crea la música, y llámame al oído. Crea la música, y llámame al oído.

Sopla, y no te detengas. Sopla tanto como puedas; pero enseña a mis raíces, a aferrarse fuerte de la tierra.

Si en un descuido me pierdo, y se extingue en mí el fuego, no dejes de golpear, una contra otra, las piedras, inventa luces y luciérnagas que me sirvan de señales en medio de las tinieblas.

Reanuda en mí la magia, y háblame del relámpago, del Hijo del Trueno, del rayo que provocará el incendio.

En esta hora, no apartes de mí tu boca; y sopla, y aviva mis llamas, y sálvame con tus palabras; tráeme alivio con tu waira, y quédate conmigo, y más nunca te vayas.


Síguenos:
RSS Feed
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
Destacamos:
Archivo
Busca por conceptos
No hay tags aún.
Cura sui
Escuela filosófica de la actitud
Filosofía para la vida
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon

C. Vallès, 92. Sant Cugat del V.

guenos en Facebook

guenos en Twitter

Estate al día de nuestro Blog

  • Grey RSS Icon

Síguenos en Instagram

guenos en Youtube

Aviso legal.

by Lila

645.33.52.63