Cura sui
Escuela filosófica de la actitud
Filosofía para la vida
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon

C. Vallès, 92. Sant Cugat del V.

guenos en Facebook

guenos en Twitter

Estate al día de nuestro Blog

  • Grey RSS Icon

Síguenos en Instagram

guenos en Youtube

Aviso legal.

by Lila

645.33.52.63

9 Propósitos sencillos y filosóficos para el nuevo año

29/12/2015

 

Haciendo mención a lo que la palabra propósito etimológicamente indica, queremos poner delante nuestro, como horizonte y, especialmente, como adoquín sobre el que continuar andando, 9 hilos sobre los que encaminar nuestro estilo de vida, nuestra actitud y, por ende, nuestra vida, partiendo de la base que aquello que está más a mano cambiar somos nosotros mismos.

 

 

1. Equivócate. Experimenta, arriésgate, prueba, equivócate. Una oportunidad perdida no suele volver o vuelve cuando ya nada es igual. Recuerda que morirás.

 

2.-  Dedícate 5 minutos al día al silencio. ¿Lo has hecho alguna vez? Siéntate en un lugar cómodo y recogido haciendo nada, simplemente escúchate respirar y poniendo la mirada en aquello que va pasando interna y externamente.

 

3.- Estate a través del cuerpo. Dedica un tiempo a tu cuerpo (a ti mismo) y, sobre todo, vive desde lo corporal. Es una comentario compartido y recurrente el estar viviendo a través de las prisas para llegar a determinada meta. Date cuenta de que si conectas con lo corporal y, por tanto, contigo mismo, ya no necesitas ir a ninguna parte y menos con prisas.

 

4.- Inspírate (respirar es otra forma de alimentación) a través del arte-naturaleza. Date un tiempo para escribir, dibujar, pintar, mirar, leer… dedica una parte de tu tiempo a descubrir la belleza que te envuelve. No lo dejes para un mañana del que no sabes nada.

 

5.- Prueba a ser franco. La franqueza, la calidad de ser franco, es aquello que convierte la persona en libre de decir lo que piensa. Libertad para uno mismo y los otros. Francos con nosotros mismos, adecuando nuestro sentir a nuestro pensar, y francos con los otros, adecuando nuestro entorno a lo que medra dentro de nosotros mismos (sin escondernos, sin culpa, sin exigencia, etc.).

 

6.- Relaciónate. Pon piel y corazón a tu mirada y palabra. Este gesto supone descabalgar nuestras corazas, rutinas y frialdades… para entablar con el otro una relación de igual a igual, libre y plena.

 

7.- Sonríe. Esta es fácil, no te hace falta ningún motivo, simplemente pon en marcha la musculatura de tu boca.

 

8.- Ayuda, colabora, mira al otro. Ten en cuenta las repercusiones de tu vivir, toma conciencia de la fragilidad y finitud de nuestra vida… no lo hagas por hacer el bien, no lo hagas por deber, prueba a darte cuenta que estás hecho para esto.

 

9. Equivócate u olvídate de estos propósitos. Sonríe, no pasa nada, simplemente vuelve a empezar sabiendo que cada inicio es diferente.

 

 

Please reload

Síguenos:
RSS Feed
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
Destacamos:
Please reload

Archivo
Please reload

Busca por conceptos