Cura sui
Escuela filosófica de la actitud
Filosofía para la vida
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon

C. Vallès, 92. Sant Cugat del V.

guenos en Facebook

guenos en Twitter

Estate al día de nuestro Blog

  • Grey RSS Icon

Síguenos en Instagram

guenos en Youtube

Aviso legal.

by Lila

645.33.52.63

La libertad no es un ideal

 

La libertad no es un ideal.

 

 

Y dijo un orador: 'Háblanos de libertad'. Y él respondió:

En el pórtico de la ciudad, junto a vuestro hogar, os he visto postraros y adorar vuestra propia libertad.

Lo mismo que esclavos que se humillan ante un tirano y lo glorifican, aunque les dé muerte.

Sí, en el bosquecillo del templo y a la sombra de la ciudadela he visto a los más libres de entre vosotros llevar su liberta como un yugo y como quien tiene las manos esposadas.

Y mi corazón sangró en mis adentros, porque solamente podéis ser libres cuando hasta el deseo de buscar libertad se convierte en un arnés para vosotros y cuando cesáis de hablar de libertad como una meta y un logro.

Seréis verdaderamente libres no cuando vuestros días carezcan de alguna zozobra y vuestras noches de algún desvelo y alguna congoja, sino más bien cuando estas cosas asedien por todas partes vuestra vida y os sobrepongáis a ellas, desnudos y sin ataduras.

Y ¿cómo podéis elevaros por encima de vuestros días y noches si no rompéis las cadenas con que, en el alborear de vuestro entendimiento, encadenasteis a vuestra hora del mediodía?

En verdad, lo que vosotros llamáis libertad es la más pesada de estas cadenas, aunque sus eslabones centelleen al sol y deslumbren vuestros ojos.

Y ¿qué otra cosas que fragmentos de vuestro propio yo es lo que queréis desechar para poder llegar a ser libres?

Si es una ley injusta la que queréis abolir, esa ley fue escrita por vuestra propia mano en vuestra propia frente.

No podéis borrarla quemando vuestros códigos ni lavando las frentes de vuestros jueces, aunque derraméis sobre ellos todo el agua del mar.

Y si un déspota al que quisierais destronar, ver primero que el trono que tiene erigido dentro de vosotros sea destruido.

Porque ¿cómo puede un tirano dominar al libre y al altivo, si no existe una tiranía en su propia libertad y un oprobio en su altivez?

Y si es alguna inquietud la que quisierais desechar, esa inquietud debe haber sido escogida por vosotros más bien que impuesta sobre vosotros.

Gibran Kahlil Gibran

 

Please reload

Síguenos:
RSS Feed
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
Destacamos:
Please reload

Archivo
Please reload

Busca por conceptos