Cura sui
Escuela filosófica de la actitud
Filosofía para la vida
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon

C. Vallès, 92. Sant Cugat del V.

guenos en Facebook

guenos en Twitter

Estate al día de nuestro Blog

  • Grey RSS Icon

Síguenos en Instagram

guenos en Youtube

Aviso legal.

by Lila

645.33.52.63

¿Soy normal?

09/10/2018

 

En su obra El segundo sexo, Simone de Beauvoir planteaba la pregunta ¿qué es una mujer? ante la cual ella misma respondió con las dos famosas tesis que han guiado toda la filosofía feminista posterior:

 

     - La mujer es lo Otro del sujeto hombre.

     - No se nace mujer, se llega a serlo.

 

Estas dos tesis son el punto de partida de una nueva práctica de reflexión filosófica sobre la identidad de género.

 

Una de los repercusiones posteriores más significativos es el pensamiento de Judith Butler y, principalmente, el hecho de que esta filósofa lleva los planteamientos de Beauvoir hasta sus últimas consecuencias. Es decir, acaba demostrando que la mujer como sujeto es un obstáculo para el pensamiento feminista y convierte el género en un terreno en disputa y a subvertir.

 

¿Cómo nos construimos, a nivel de roles de género, a través de la identificación con un parámetro dominante heterosexual? ¿Cómo es ser hombre o mujer? ¿Sólo existen estas dos posibilidades? ¿Sólo hay una manera de vivirlas?

 

En el fondo, ¿qué es lo normal en el género, en lo sexual, en la identidad?

 

Esta pregunta es igualmente formulable para otro artefacto llamado identidad. ¿A través de qué paramétros construimos aquello que creemos ser?

 

Dándonos cuenta que la identidad, como artefacto, no remite a una esencia, podemos definirla tentativamente como:

 

La idea y la sensación móviles que tiene el ser humano, en una sociedad y tiempo concretos, de ser lo que busca ser con relación a la cultura, a los otros/as seres de su entorno y consigo mismo, y de seguir siéndolo en el transcurso del tiempo.

 

Tanto el cuestionamiento del género (y del sexo) como de la identidad permiten un trabajo de deconstrucción, de subversión y de ampliación de horizontes que, a la postre, debe facilitar una finalidad política clave para Butler, a saber, la convivencia y el reconocimiento de nuestra vulnerabilidad e interdependencia.

 

Para nosotros, con el trabajo de autoconocimiento filosófico, el camino que permite el desvelo de la identidad como constructo (y, por tanto, como narración) es la posibilidad de hallar la actitud filosófica. Una forma de estar no coordinada por un ego apuntalado por creencias y narraciones, sino abierto al presente, desde el contento o el amor y, plenamente consciente.

 

Sucintamente, seguimos señalando y reivindicando un poso no identitario y sí esencial, sin contenido. Lo podemos nombrar Actitud, Conciencia, Ser, Cuenco vacío, etc.

 

Abrirnos a esta forma de estar es honrar el precepto délfico "Conócete y conocerás el Universo y a los Dioses"

Please reload

Síguenos:
RSS Feed
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
Destacamos:
Please reload

Archivo
Please reload

Busca por conceptos